Los finales felices si existen - 1 Samuel 7

Ir abajo

Los finales felices si existen - 1 Samuel 7

Mensaje por ĐΣẒẒΣṜ el Jue Ene 19, 2017 11:55 am

Samuel, Juez de Israel
1 Samuel 7


1 Los de Quiriat-jearim fueron a Bet Semes y se llevaron el arca del Señor a la casa de Abinadab, que estaba en una loma. Luego consagraron a su hijo Eleazar para que estuviera a cargo de ella.

En capítulos anteriores los filisteos se robaron el arca de Dios, pero por las maldiciones que obtenían decidieron devolverla a Israel y fue así transportada hasta la ciudad de Quiriat-jearim. Fue dispuesta en la casa de Eleazar, hijo de Abinadab durante 20 años. En los registros bíblicos no encontramos más información sobre la vida de Eleazar. Pero me da entender, que muchas veces, hombres temerosos de Dios no aparecen ser recordado en la historia, por el hombre, pero aun así Dios no se olvida de ellos. Personas que trabajan en donde nadie lo ven y nadie lo reconoce, pero hombres y mujeres de fe que nunca son olvidados por el Señor. El habitara en su casa, así como el arca habito en la casa de Aleazar por muchos años.

2 El arca permaneció en Quiriat Yearín durante mucho tiempo. Pasaron veinte años, y todo el pueblo de Israel buscaba con ansiedad al Señor.

El Arca de Dios se quedó 20 años en aquel lugar, como verán su tiempo era demasiado largo para nosotros los mortales. Era así tal la espera que los israelitas comenzaron a suspirar por Él (Escrita en la versión bíblica BTX). Eran 20 años alejado de la presencia de Dios. ¿Cómo sería nuestras vidas alejadas de aquellas personas que amamos? Alguna novia o novio, amigo o amiga del alma, o familiar querido. Nuestros pecados nos alejan de la presencia de Dios por años, llevándonos a una experiencia de soledad y desesperación. Nuestros corazones permanecen vacíos y nadie puede llenar esa soledad.

3 Por eso Samuel le dijo al pueblo: «Si ustedes desean volverse al Señor de todo corazón, desháganse de los dioses extranjeros y de las imágenes de Astarté. Dedíquense totalmente a servir solo al Señor, y él los librará del poder de los filisteos».

Él nos habla sin rodeos y directamente lo que debemos de hacer, en este caso el pueblo de Israel debía de abandonar sus costumbres paganas para ganarse el favor de Dios. Primero se necesitaba quitar de la vida cotidiana a dioses impuros o raros como lo eran Astarot y otros. El trato era volverse al SEÑOR con todo el corazón. No una parte, la mitad o el 90% de el, Dios quiere todo de nuestra atención y ser. El necesitaba que su pueblo preparase su corazón. De esta forma se librarían de sus condenas. Que los atormentaba por generaciones pasadas y presentes. ¿Nosotros? ¿Qué esperamos para arrepentirnos, abandonar nuestras vidas paganas y costumbres maliciosas, para poder humillarnos a sus pies?

4 Así que los israelitas echaron fuera a los ídolos de Baal y a las imágenes de Astarté, y sirvieron solo al Señor.

Entonces fue así como los israelitas decidieron apartarse de los dioses paganos como lo eran el culto a los baales y a Astarot. Como verán no era imposible, se podía lograr. Esto nos inspira y nos da fuerza para entender que podemos abandonar nuestras malas costumbres que desagradan a Dios. Ellos pudieron hace miles de años y hermanos o hermanas pudieron en nuestros tiempos. No nos desanimemos, porque todo es posible, podemos soltar el ancla que nos hunde hasta el fondo del mar.


5 Luego Samuel ordenó: «Reúnan a todo Israel en Mizpa para que yo ruegue al Señor por ustedes».
6 Cuando los israelitas se reunieron en Mizpa, sacaron agua y la derramaron ante el Señor. También ayunaron durante el día, y públicamente confesaron: «Hemos pecado contra el Señor». Fue en Mizpa donde Samuel comenzó a gobernar a los israelitas.

Fue así como el pueblo de Dios se adorrillo y se humillo. De tal manera que derramaron agua delante del SEÑOR y ayunaron. Como veremos en el siguiente texto, encontrado en internet, explica el significado del derramamiento de agua.
David Guizik escribió:En este contexto una ceremonia de derramamiento de agua demostraba un alma derramada delante de Jehová. Era una expresión de vacío y necesidad.
La traducción Caldea de este pasaje refleja bien este sentido: “Ellos derramaron su corazón como agua en penitencia delante del Señor.” “Parecieran decir en efecto, podríamos desear derramar muchas lágrimas por nuestros pecados como si fueran gotas de agua sobre esta cubeta; pero como no podemos hacer esto, he aquí, hacemos lo que podemos.” (Trapp)
Ellos expresaron el mismo corazón en Lamentaciones 2:19: “Levántate, da voces en la noche, al comenzar las vigilias; Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor;”


7 Cuando los filisteos se enteraron de que los israelitas se habían reunido en Mizpa, los jefes filisteos marcharon contra Israel. Al darse cuenta de esto, los israelitas tuvieron miedo de los filisteos.

Muchas veces cuando intentemos hacer las cosas bien, seguir a Dios en todo su esplendor vamos a encontrar a la vuelta de la esquina a nuestro peor enemigo, enemigo de Dios, preparando sus estrategias, su tiempo y dedicación en querer destruirnos. De tal manera que podríamos sentir un gran temor, y es algo normal en nosotros, un miedo por perder amistades o familiares, por no ser aceptado en el mundo o en la sociedad que pertenecemos y de morir sin sentido alguno en nuestras vidas en la tierra. Pero prestemos atención que decidió hacer el pueblo de Israel en esta ocasión.

8 y le dijeron a Samuel: «No dejes de clamar al Señor por nosotros, para que nos salve del poder de los filisteos».

Israel busco a Samuel, el que intervine entre Dios y el pueblo, hoy en día aquel intercesor entre nosotros es Jesús a través del Espíritu Santo. Como veremos el pueblo no se quedó paralizado por el miedo y busco la ayuda inmediata de Dios. Esto es lo más valioso que podemos entender, cuando hacemos la voluntad de Dios, Él escucha. No dejemos de orar, de buscar a Jesús y que sea, a través de su cruz y su sacrifico, el que interceda por nuestro Dios. Por Él escucha a su pueblo y nosotros somos parte de ese pueblo.

9 Samuel tomó entonces un cordero pequeño y lo ofreció en holocausto al Señor. Luego clamó al Señor en favor de Israel, y el Señor le respondió.
10 Mientras Samuel ofrecía el sacrificio, los filisteos avanzaron para atacar a Israel. Pero aquel día el Señor lanzó grandes truenos contra los filisteos. Esto creó confusión entre ellos, y cayeron derrotados ante los israelitas.

Esta muestra de su gran poder demuestra un verdadero Dios, lo poderoso y protector que Él es con su pueblo. En la historia podemos notar que han existido miles de dioses, pero ninguno documenta hazañas tan reales e impactantes como las del SEÑOR, un Dios de temer a tal punto que, de un pueblo, sin preparación para la guerra, sin grandes tecnologías o técnicas, los últimos de todo, los más desvalorizados por la sociedad del mundo es temida y respetada por un Dios verdadero, su protector contra la mano del hombre y del diablo. Ese es el Dios que nosotros tenemos, ese es el Dios que adoramos. ¿Si Él está con nosotros, entonces quien podrá contra nosotros?

11 Entonces los israelitas persiguieron a los filisteos desde Mizpa hasta más allá de Bet Car, matándolos por el camino.
12 Después Samuel tomó una piedra, la colocó entre Mizpa y Sen, y la llamó Ebenezer,[a] «El Señor no ha dejado de ayudarnos».
13 Durante toda la vida de Samuel, el Señor manifestó su poder sobre los filisteos. Estos fueron subyugados por los israelitas y no volvieron a invadir su territorio.

Dios puso sobre aquella generación y los días de Samuel un antes y un después, los filisteos nunca más volvieron a atacar a Israel. Dios tiene el poder suficiente para acabar con aquellas ataduras, con esas maldiciones o problemas que vivimos día a día. Él puede hacernos libre, pero antes debemos de humillarnos ante Él, abandonar todos los dioses y costumbres paganas que desagrada su corazón, y nos aleja de su presencia por añares. No perdamos más nuestro tiempo y la oportunidad de acabar con esta guerra. Es posible darle un fin a los problemas que estás viviendo. Porque para los que se humillan ante Dios pueden ver un final feliz o mejor dicho aun, un comienzo feliz de gozo y júbilo por su victoria ante el mal que nos corrompe.

14 Fue así como los israelitas recuperaron las ciudades que los filisteos habían capturado anteriormente, desde Ecrón hasta Gat, y libraron todo ese territorio del dominio de los filisteos. También hubo paz entre Israel y los amorreos.

Qué grande es nuestro Dios que pudo lograr poner paz entre las naciones más poderosas y conflictivas que tenía su pueblo en aquellos tiempos. Un hecho histórico sin lugar a duda entre los israelitas. Dios puede lograr el mismo temor, respeto y paz contra nuestros enemigos, no importa lo grandes que sean y el tiempo que llevan en conflicto. Para Dios nada es imposible. Cuando su pueblo se humilla las puertas del cielo se abren, trayendo paz y gozo a nuestras vidas. Volvemos a recuperar aquello que creíamos perdido. Tú sabrás lo que es, pero no debes de dudar nunca de un Dios que te ama. Querrá lo bueno para tu vida y hará todo lo posible para que vuelvas a su encuentro. Porque es tu primer amor y su creación. No lo olvides.

15 Samuel siguió gobernando a Israel toda su vida.
16 Todos los años recorría las ciudades de Betel, Guilgal y Mizpa, y atendía los asuntos del país en esas regiones.
17 Luego regresaba a Ramá, donde residía, y desde allí gobernaba a Israel. También allí erigió un altar al Señor.


Me gustaría acabar este devocional, palabra de Dios, que nos inunda el alma con su presencia con esta alabanza “Te Necesito” de Jon Carlo. Como el pueblo de Israel necesitaba de Dios, nosotros también lo necesitamos. Gracias por leer y bendiciones.







Versión Bíblica NVI (Nueva Versión Internacional) y BTX (Biblia Textual)
Devocional escrito por Christian Mathis M. (Dezzer)



avatar
ĐΣẒẒΣṜ

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 04/01/2017
Edad : 24
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.