"A L A B A N Z A y A D O R A C I Ó N"

Ir abajo

"A L A B A N Z A y A D O R A C I Ó N"

Mensaje por JOSH el Jue Ene 07, 2016 7:09 pm

Dios es espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren
Juan 4:24


¿QUÉ ES LA ALABANZA? Existen varias palabras hebreas y griegas que engloban el concepto de alabanza,
pero Salmos 22:3, nos habla que Dios habita en medio de las alabanzas de su pueblo, por lo que se manifiesta
en ella. La alabanza es la forma de expresión de los cristianos para darle la gloria y la honra al Señor. A través
del cuerpo se alaba a Dios danzando, remolineando, gritando de júbilo, saltando, aplaudiendo, cantando, etc.
Por otro lado, la alabanza es la expresión que lleva a la presencia de Dios; también es una estrategia de Dios
para obtener victorias, como lo fue para Israel que, bajo la guianza del Espíritu Santo, en medio de la alabanza,
se derrumban los muros de Jericó (Jos. 6:5).

La primera vez que aparece la palabra alabanza en la Biblia es en Génesis 29:35, cuando Lea dio a luz el cuarto
hijo de Jacob, dijo ésta vez alabaré a Jehová, y por esto llamó su nombre Judá, por lo cual, en la Biblia
encontramos que Judá, una tribu guerrera, iba al frente de la formación del pueblo para conquistar territorios
enemigos (Jue. 1:1-2). De esta tribu desciende David, el dulce cantor de Israel y el mismo Señor Jesucristo, el
León de la tribu de Judá (Ap. 5:5). David fue el hombre más prolífero en la alabanza por varias situaciones:
tocaba los instrumentos que interpretaba (1 S. 16:18), ministraba con música (1 S. 16:23), cantaba (2 S. 23:1),
inventó instrumentos musicales (2 Cr. 7:6), estableció ministros que continuamente alababan al Señor (1 Cr.
25:1) a Asaf, Hemán y Jedutún, y designó cantores, con instrumentos de música para alabanza a Dios (1 Cr.
15:16-28) llevando el arca del pacto. David tiene una importancia clave en la alabanza de este tiempo, porque
Dios prometió (Amos 9:11;Hch. 15:16), restaurar el tabernáculo de David, que está íntimamente ligado con la
alabanza.

EXPRESIONES DE ALABANZA: Se habla de expresiones de alabanza, indicando que éstas deben de
empezar en el espíritu, motivadas por el Espíritu Santo (Fil. 2:13), luego trascienden al alma (Sal. 103:2), para
mostrarse finalmente en el cuerpo (Sal. 63:3), es decir dar tributo al Rey de Reyes y Señor de Señores con el
ser integral. Algunas de ellas son:
a. Fruto de labios: El fruto de labios, habla del instrumento que se posee para confesar su majestad, su
grandeza, etc. La Biblia dice que de la boca puede proceder bendición y maldición (Stg. 3:8-10)
enseñando con esto, el poder que Dios ha dejado en la boca, en los labios. El fruto de labios no es
necesariamente cantar una canción que fue aprendida, sino un canto espontáneo y que brota de un
corazón agradecido. La versión RVA dice en Isaías 57:19 “Yo soy el que crea fruto de labios”, esto
muestra que el fruto de labios es una creación nueva que Dios esta inspirando al corazón y por
consiguiente a la boca (1 Co. 2:9).
b. Grito de Júbilo: El grito de jubilo viene de la palabra hebrea terua significa clamor, esto es, una
aclamación de júbilo o de un grito de batalla, especialmente un clamor (sonido vibrante y
prolongado) de trompeta como una alarma. Es un grito con entendimiento donde se
expresan verdades (Jue. 7:20).
c. Cántico nuevo: El que ha conocido al Señor Jesús como Señor y Salvador personal, posee un cántico
nuevo porque ha pasado de muerte a vida, ha experimentado el profundo amor de Dios, adquiere un valor
incalculable porque vale la sangre preciosa de Cristo (1 P. 1:18).

¿QUÉ ES LA ADORACIÓN? Es rendir un culto sagrado, reverenciar con sumo honor a Dios. Según el hebreo
y el griego, podemos añadir que es postrarse, inclinarse, reverenciar, servir, obedecer. La primera vez que la
palabra adoración aparece en la Biblia es en el Antiguo Testamento, cuando Abraham va a entregar a su hijo
para ofrecer adoración a Dios(Gén. 22:5). En ningún momento encontramos música en este pasaje, esto quiere
decir que adorar más que incluir instrumentos musicales implica obediencia a Dios, es una forma de vida
dispuesta a hacer la voluntad de Dios. Por otro lado, en Lucas 4:7 el enemigo le pide al Señor Jesús la máxima
manifestación que el hombre puede darle a cualquier otro ser, si postrado me adoras . Aquí la palabra
griega es proskuneo significa adorar, besar la mano (como un perro lame la mano de su amo), caer sobre las
rodillas y tocar el suelo con la frente como una manifestación de la reverencia profunda, arrodillarse o
postrarse para dar homenaje o hacer reverencia.
Por lo tanto, la adoración es la actitud o la intención interna del corazón del hombre para Dios,
entendiéndose la obediencia, el servicio, la rendición, el amor, etc. Es decir, la adoración no implica un tiempo
específico del culto a Dios sino una forma de vida, un estilo de vida de una persona que tiene comunión con
Dios. Por ello, el Señor anda buscando adoradores en espíritu y en verdad porque es el Espíritu Santo el que
preparará nuestra vida para adorar a Dios de esa manera, operando en nuestro espíritu humano. Debemos
recordar que la forma en que Dios nos permite tener comunión con Él es de Espíritu (de Dios) a espíritu
(humano; Jn. 4:24).

avatar
JOSH

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 07/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.