***APLICANDO LA PALABRA DE DIOS*** PROMESAS EN TU VIDA

Ir abajo

***APLICANDO LA PALABRA DE DIOS*** PROMESAS EN TU VIDA

Mensaje por RAYITODESOL el Jue Jun 11, 2015 3:44 pm

QUE BENDICION COMPARTIR DE NUEVO CONTIGO!!!

Muchos cristianos desean cambiar su vida, quieren ser mejores hijos de Dios, pero no estudian ni escudriñan las escrituras. Se conforman con un rito a la semana o un estudio particular en una casa, pero no repasan, ni leen las escrituras y lo que es peor no aplican dichos conocimientos en su vida diaria. Hoy queremos dar un mensaje práctico, donde la palabra de Dios se ajusta de manera matemática.
Este estudio se centra en Proverbios 3:1-20 y ¿qué tiene de particular? Pues bien, esta escritura está dividida en 6 requisitos que conllevan a 6 promesas de parte de Dios. Es decir, si aplico estos principios en mi vida, tengo garantizada las promesas de Dios en mi vida. En los últimos versículos, como séptima acción, se detalla la manera en que Dios completa su obra en cada uno de los creyentes. Si deseamos realizar una analogía, estos versos de Proverbios reflejan, al igual que con la creación, 6 días o requisitos donde su obra fue realizada, para que descansemos en Dios un día séptimo.
Son muy interesantes bíblicamente estos dos números: 6 y 7. El número 6 indica una falta de perfección, incompletitud. Se denomina el número del hombre, reflejando el triste estado que se encuentra la humanidad. En varios pasajes de la escritura se menciona el 6, como: al sexto día se creó al hombre o que el hombre debería trabajar 6 días y el 7 pertenece a Dios.
Por su parte el número 7, representa la perfección y plenitud. Deriva de una palabra hebrea que significa “estar pleno” o “estar satisfecho”. Es el número por excelencia que representa a Dios, como ser perfecto. En las escrituras se encuentra, en los siete días de la creación del mundo (Génesis 2:2) o en la ordenanza de rosear 7 veces con sangre el sacrificio ofrecido por el pecado (Levítico 4:6).
Comencemos analizando Proverbios 3:1-20
1º Principio
Aplicación
Proverbios 3:1 Hijo mío, no te olvides de mi ley,
Y tu corazón guarde mis mandamientos;
Promesa:
Proverbios 3:2 Porque largura de días y años de vida
Y paz te aumentarán.
Es importante considerar que Dios en esta parte de la escritura esté hablando de Hijo. No es usual en estos libros que Dios trate con esa familiaridad. Así que como nosotros somos Hijos la escritura es perfectamente aplicable en nuestra vida. Aquí se nos pide algo que debemos realizar: “no apartarse y guardar en nuestro corazón (recuerden que hoy las leyes se graban en el corazón) los estatutos, mandamientos y ordenanzas de Dios. Seguir la Ley principal de Dios, que es el amor.
Realizando una analogía:
Proverbios 6:23 Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza luz
Y qué dice en génesis.
Génesis 1:3 “Sea la luz. Y hubo luz”.
2º Principio
Aplicación
Proverbios 3:3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;
Átalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón;
Promesa:
Proverbios 3:4 Y hallarás gracia y buena opinión
Ante los ojos de Dios y de los hombres.
El primer principio, podríamos decir, se refiere a conocer a Dios, conocer su buena voluntad agradable y perfecta. Este segundo principio establece la necesidad que todo creyente actúe de acuerdo a cómo Dios actúa. Esto no significa ser igual a Dios, sino que se vea manifestado o en acción el primer principio.
3º Principio
Aplicación
Proverbios 3:5 Fíate de Jehová de todo tu corazón,
Y no te apoyes en tu propia prudencia.
Proverbios 3:6 Reconócelo en todos tus caminos, …
Promesa
Proverbios 3:6 ….Y él enderezará tus veredas.
Es importantísimo confiar en Dios, sobretodo en las dificultades. Muchas veces pensamos que por nuestra fuerza o conocimientos podemos sacar un problema o dificultad adelante. Nos olvidamos que tenemos un Dios todopoderoso.
4º Principio
Aplicación
Proverbios 3:7 No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal;
Promesa
Proverbios 3:8 Porque será medicina a tu cuerpo,
Y refrigerio para tus huesos.
Muy relacionado con el 3º Principio. Si no estamos confiando en Dios, puede indicar que estamos confiando en nosotros mismos. Así como que estemos transformando las escrituras y amoldándolas a nuestro raciocinio. Y como está escrito:
1 Corintios 3:18 Nadie se engañe a sí mismo. Si alguno de vosotros se cree sabio según este mundo, hágase necio a fin de llegar a ser sabio
Proverbios 8:13 El temor del SEÑOR es aborrecer el mal. El orgullo, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa, yo aborrezco.
5º Principio
Aplicación
Proverbios 3:9 Honra a Jehová con tus bienes,
Y con las primicias de todos tus frutos;
Promesa
Proverbios 3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia,
Y tus lagares rebosarán de mosto.
Esto es uno de los principios más complicados de entender y esto no es porque sea poco claro, sino que nuestra manera de actuar y muchas veces el amor al dinero desvirtúa el principio. Si reconocemos que Dios es el que nos suministra de todo lo necesario y de manera suficiente, ¿es mucho darle a nuestro Dios parte de nuestros bienes y primicias de nuestros frutos?
1 Corintios 9:11 Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?
6º Principio
Aplicación
Proverbios 3:11 No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová,
Ni te fatigues de su corrección;
Promesa
Proverbios 3:12 Porque Jehová al que ama castiga,
Como el padre al hijo a quien quiere.
Dios es un Dios instructor y nos instruye para lo que a nosotros es provechoso. Si tenemos padres que nos instruyeron como a ellos les parecía, que podemos esperar de un Dios Perfecto, misericordioso y poderoso. El problema es que muchas veces esta instrucción nos causa tristeza, pero esto es debido a que no aceptamos de buenas a primeras nuestros errores y su corrección.
Con estos seis puntos completamos el número de hombre; es decir, la obra del sexto día; donde Dios nos hace conforme a su imagen y semejanza. Esto es lo que el hombre puede realizar y debe realizar para ser un verdadero hijo de Dios. Ahora bien, el séptimo día, día de reposo, existe una gran satisfacción por la obra realizada. Dios nos lleva a formarnos a la estatura de un varón perfecto, para luego descansar de su obra:
Aplicación Final
Proverbios 3:13 Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría,
Y que obtiene la inteligencia;
Al lograr ser un verdadero hijo de Dios, a la estatura de un varón perfecto, podemos decir:
Promesa
Proverbios 3:14 Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata,
Y sus frutos más que el oro fino.
Proverbios 3:15 Más preciosa es que las piedras preciosas;
Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella.
Proverbios 3:16 Largura de días está en su mano derecha;
En su izquierda, riquezas y honra.
Proverbios 3:17 Sus caminos son caminos deleitosos,
Y todas sus veredas paz.
Proverbios 3:18 Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano,
Y bienaventurados son los que la retienen.
Proverbios 3:19 Jehová con sabiduría fundó la tierra;
Afirmó los cielos con inteligencia.
Proverbios 3:20 Con su ciencia los abismos fueron divididos,
Y destilan rocío los cielos.
Los últimos dos versículos, 19 y 20, hace referencia al proceso de creación y esto nos confirma aún más la relación o paralelo entre el camino para preparar a un hombre perfecto y la creación del mundo.
Génesis 2:2 Y en el séptimo día completó Dios la obra que había hecho, y reposó en el séptimo de toda la obra que había hecho.
Dios hace posible que este caminar nos transforme en sus hijos amados.
Amén y amén.


JESUS ILUMINE NUESTRAS VIDAS sunny sunny sunny

RAYITODESOL

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ***APLICANDO LA PALABRA DE DIOS*** PROMESAS EN TU VIDA

Mensaje por Mara el Mar Oct 06, 2015 12:20 pm

AMEN MI NENA RAYITO DTB MUCHO TU VIDA
avatar
Mara

Mensajes : 336
Fecha de inscripción : 30/06/2015
Edad : 40
Localización : BRASIL

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.